Francia libera a una osa en los Pirineos entre protestas de los ganaderos.

Los críticos con la suelta han intentado impedir su puesta en libertad y dicen que la “rastrearán”.

Francia ha liberado hoy jueves a la primera de las dos osas eslovenas con las que quiere repoblar una zona de los Pirineos. La suelta se ha producido en medio de fuertes protestas de ganaderos y pastores locales, que durante la noche inspeccionaron todos los vehículos de carga en un intento de impedir la llegada del animal hasta la región de Béarn, en los Pirineos, donde estaba prevista su reintroducción.

“Una primera osa en perfecto estado de salud ha sido liberada esta mañana, alrededor de las nueve horas”, confirmó el Ministerio de Transición Ecológica, según la prensa francesa. Las autoridades no quisieron confirmar si la llegada del segundo animal también estaba programada para este jueves o se producirá en los próximos días. Se han limitado a señalar que “la operación de reintroducción continuará en los próximos días, con la única prioridad de garantizar la seguridad de las dos osas”.

La decisión había sido anunciada a finales de septiembre por el ministro de Transición Ecológica, François de Rugy, que decidió mantener los planes de su antecesor en el cargo, el popular ecologista Nicolas Hulot, que dimitió en agosto, de introducir dos osos pardos hembra. Se quiere así continuar la repoblación de esta especie en la zona, muy diezmada en las últimas décadas. Se trata de la primera reintroducción de la especie en la zona francesa de los Pirineos desde 2006, que cuenta con unos 40 ejemplares.

La medida ha provocado la protesta desde hace meses de ganaderos y pastores, que denuncian que sus animales han sido víctimas de ataques de osos, 1.200 solo el año pasado, según sus cálculos. También se han unido a la protesta algunos cazadores.

Alertados de la inminente llegada de los animales, los grupos opositores estaban en pie de guerra desde el miércoles, según La Depêche de Midi. Durante la noche, se situaron en zonas estratégicas del valle y registraron todos los vehículos que sospechaban podrían transportar un oso. Algunos prometieron “rastrear” a los animales liberados, dijeron a la Agencia France Presse.

De Rugy condenó este jueves la “actitud inaceptable” de los manifestantes que “se creen con derecho a bloquear carreteras” o incluso a “amenazarme con fusiles”, dijo. Se refería a un grupo de personas que colocó varios fusiles de caza cerca de donde se encontraba el ministro cuando visitó la región en septiembre pasado para anunciar su decisión de liberar a los plantígrados. “Comprendo el descontento e incluso la cólera (…) pero eso no justifica todo y nosotros vamos a continuar”, aseveró en declaraciones a la emisora France Info.

En los meses pasados, las autoridades de su ministerio iniciaron un diálogo “conciliatorio” con los afectados de la región sobre el Plan Oso presentado en mayo y que prevé un paquete de 3,4 millones de euros para garantizar la coexistencia de la ganadería, el pastoreo, el turismo o la caza. Entre otros, se destinarán ayudas al “refuerzo” de los equipos de protección de los pastores y para realizar un seguimiento de los osos. Además, están previstas indemnizaciones por hasta 2.300 euros en caso de ataques de osos al ganado.

La iniciativa ha provocado las críticas de los ganaderos y gobiernos de Aragón y Navarra, debido a que, aseguran, se ha tomado de una forma unilateral y temen que los osos puedan acceder a su territorio y provocar daños a sus rebaños.

Fuente: https://elpais.com/sociedad/2018/10/04/actualidad/1538667465_198490.html

2018-10-05T07:37:08+00:00