Programa Necromederos: alimentación suplementaria de aves necrófagas.

La FCQ promovió la puesta en funcionamiento de un comedero de quebrantahuesos en el Parque Natural de los Cañones y la Sierra de Guara (Vadiello-Huesca) en 2001, de un comedero de aves necrófagas (buitre leonado, alimoche, milano real y quebrantahuesos) en Aínsa-Sobrarbe (Huesca) en 2009 y de un comedero de quebrantahuesos en los Picos de Europa en el Mirador de la Reina (Asturias) en 2015. En la actualidad los tres comederos son gestionados y mantenidos con personal de la FCQ. El comedero de Vadiello funciona entre octubre y junio, realizándose aportes de comida cada 10-15 días y el de Aínsa funciona todo el año, realizándose aportes de alimento dos veces por semana. En ambos comederos se realiza un control del uso por parte de las aves necrófagas, por medio de observaciones visuales durante los aportes o cámaras de foto-trampeo. La comida proviene en el caso de Vadiello del matadero de Huesca y en el de Aínsa de su matadero municipal. Anualmente se aportan al comedero de Vadiello 3500 Kg. de patas de cordero y en el de Aínsa unos 15.600 Kg. de restos del matadero. Durante los últimos años estos comederos se han consolidado como un lugar que asegura alimento predecible y limpio para las carroñeras, contribuyendo de esta manera junto al resto de los comederos a una mayor tasa de supervivencia de las mismas. Programa financiado por colaboradores y fondos propios FCQ.

2018-06-28T07:17:46+00:00