Cargando Eventos

Las mariposas son unos precisos bioindicadores de la salud de los hábitats. El seguimiento de las poblaciones es una herramienta que permite identificar factores regresivos, y el estado de conservación de las especies más amenazadas. La determinación taxonómica resulta básica para estos fines.