El Gobierno de Aragón y Endesa firman un convenio de colaboración para la protección de la avifauna.

Desde 2002 se han corregido un centenar de instalaciones, con una inversión de 3,3 millones de euros. El consejero de Desarrollo Rural y Sostenibilidad del Gobierno de Aragón, Joaquín Olona y el director general de Endesa en Aragón, Ignacio Montaner, han renovado su colaboración a través de la firma de un convenio para el desarrollo de proyectos en líneas eléctricas con el fin de reducir o eliminar los riesgos de colisión y electrocución de la avifauna amenazada. A través de este convenio se va a actuar en aproximadamente 10 kilómetros de tenido eléctrico, 110 apoyos y 30 vanos, una actuación que, según el consejero Olona, “permitirá avanzar en la protección de la avifauna con unas medidas que demuestran que el riesgo para las aves se puede reducir”. Las actuaciones afectarán a comarcas como el Somontano, Bajo Cinca, Ribera Alta del Ebro y Valdejalón. Desde el año 2002, se han suscrito cuatro convenios de colaboración entre Endesa Distribución Eléctrica, SL y el Gobierno de Aragón con una duración de 4 años cada uno de ellos para el desarrollo de proyectos en líneas eléctricas con el fin de reducir o eliminar los riesgos de colisión y electrocución de la avifauna amenazada. Finalizada la vigencia del último de estos convenios, en diciembre de 2017, ambas partes han rubricado continuar con esta colaboración. En este periodo de tiempo se han corregido conjuntamente un centenar de instalaciones de titularidad de la compañía eléctrica, por un valor de 3,3 millones de euros. Este convenio supone una aportación económica de 50.000 euros con cargo a los presupuestos de la Comunidad Autónoma de Aragón para el año 2018, mientras que Endesa contribuirá con 75.000 euros en esta misma anualida.

La participación del Gobierno de Aragón y de Endesa va más allá de la aportación económica al Convenio. Los técnicos de la Dirección General de Sostenibilidad realizan la selección de las líneas a corregir en cada anualidad, priorizan las identificadas como de mayor peligrosidad para la avifauna y facilitan a la compañía eléctrica los informes sobre las correcciones más adecuadas a realizar en cada una de las instalaciones. En el marco del Convenio, los técnicos de ambas instituciones buscan las soluciones más favorables a los problemas que puede ocasionar la red eléctrica para la avifauna, ya sea a través de la definición de nuevos trazados de baja conflictividad, la propuesta del empleo de nuevos materiales o el ensayo de nuevas soluciones constructivas más inocuas para la avifauna. Endesa Distribución Eléctrica tiene entre sus objetivos o fines societarios la realización y explotación de infraestructuras para el transporte y distribución de energía eléctrica, es consciente de la necesidad de realizar actuaciones que conduzcan a la supresión o permeabilización de obstáculos en infraestructuras para evitar la mortalidad de especies animales y aumentar la conectividad de las poblaciones naturales de las especies, de manera que se reduzcan o eliminen los riesgos de colisión y electrocución de las aves, especialmente en el caso de aquellas especies catalogadas como amenazadas y en aquellos lugares en los que existe constancia de que tales hechos se han producido. Conviene recordar que la red eléctrica en Aragón consta de miles de kilómetros de instalaciones aéreas, muchas de ellas construidas antes de que entrase en vigor la actual normativa electrotécnica que trata de minimizar el impacto de estas infraestructuras sobre la avifauna, que data de 2005 en Aragón y de 2008 en la normativa estatal. Esta circunstancia convierte la corrección de tendidos eléctricos en una actuación que, lamentablemente, no puede abordarse desde una perspectiva temporal breve, tanto por el volumen de trabajo como por el coste de las intervenciones. Planteamientos de colaboración a medio-largo plazo como el que escenifica este convenio parecen los más adecuados para solventar de manera racional los problemas que la colisión y la electrocución generan para la conservación de algunas de las especies aves más amenazadas de la península ibérica, como el águila perdicera, el milano real o el quebrantahuesos. Fuente: Gobierno de Aragón (24-7-2018).

2018-08-01T15:15:44+00:00